¿Son éticos todos sus usos?

Cuestionamientos Éticos

Si Usted dedicó tiempo a leer noticias de Neuromarketing seguramente se ha sentido en algún momento desprotegido ante agentes económicos superiores, sea por sus gigantescos tamaños, gran poder o vasto conocimiento. Sean éstos Estados, grandes multinacionales, o simplemente expertos en temas neuronales.

Bien, no es el único.

Los avances científicos, grandemente favorecidos por la reciente tecnología, son puestos a diario en tela de juicio. Muchas veces se arriba a conclusiones, conocimientos o aplicaciones que escapan de la esfera consciente de las personas y ello supone de por sí un hecho cuestionable.

Por un lado, los que consideran anti éticos a estos estudios, y en su derecho están, opinan que no debieran darse a conocer, o en realidad, no debieran hacerse estas investigaciones.

Por otra parte, quienes defienden investigaciones de aparente carencia de ética para otros, afirman que el difundir lo que se sabe, es también informar para evitar ser engañados, ya que de todas formas agentes poderosos harán uso de tales conocimientos, lo sepamos o no.

El cuchillo sirve para comer o para matar, depende de quién y cómo lo use. Es la idea que sostienen muchos defensores de la difusión de estos saberes.

Lo que sí debemos aceptar es que nuestro cerebro es muy manipulable, queramos o no. Cuando conversamos con alguien estamos realizando cambios internos. Nuestro "disco duro" no es igual antes y después de una conversación, antes y después de recibir estímulos externos. Por lo que es muy importante no ignorar que estos estímulos externos son extremadamente fáciles de alterar en función de intereses, que pueden ser muy buenos, o todo lo contrario, pero que en definitiva nos provocan cambios en nuestro cerebro.

No obstante, saliendo del Neuromarketing, existen cuantiosas disciplinas dentro del campo neurocientífico que nos traen valiosas soluciones de todo tipo, que nos ayudan a vivir mejor, a ser más saludables, a relacionarnos mejor, a reducir prejuicios infundados, a estimular la creatividad, e incluso, a MEJORAR LA INTELIGENCIA. Sin duda estos beneficios no pueden opacarse por malas prácticas empresarias, que en realidad existen también en el marketing tradicional -y en todo ámbito social-. La diferencia entre Marketing y Neuromarketing es que el segundo le gana al primero en objetividad y eficacia, pero en cuestiones de ética, todo depende de quién y cómo lo use.

El tema es muy amplio, y el campo ético es fácil de ser catalogado de subjetivo, ya que se vincula con nuestros valores personales, en donde reinan las disonancias interpersonales. Basta con preguntarnos: ¿Qué es ético para nosotros? Y… ¿para nuestros vecinos, jefes, subordinados, colegas…?

La propuesta de NeuroEmpresa es brindar información orientada directa o indirectamente al ámbito empresarial. Asimismo también facilita que los consumidores -que somos todos- tengan la posibilidad de informarse fácilmente de estos asuntos, y reducir la probabilidad de ser perjudicados por falta de información.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s